Ayudando a despertar vocaciones

Jorge Martínez Torrecuadrada

Ya lo decía Albert Einstein: “El arte supremo del maestro consiste en despertar el goce de la expresión creativa y del conocimiento”. Y es que, efectivamente, los maestros son imprescindibles en el conjunto de la sociedad para trasmitir valores y conocimientos a las nuevas generaciones y despertarles vocaciones que, de otro modo, quedarían encerradas sin salir a la superficie.

Ese fue mi caso: una excepcional profesora de la asignatura de Biología del antiguo COU fue quien despertó mi fascinación por aquella asignatura como vehículo para el conocimiento de la vida y el estudio de los mecanismos que la regulan. La pasión por la ciencia que aquella profesora me inculcó hace más de treinta años ha guiado mi carrera profesional como investigador y permanece intacta a día de hoy.

Jorge Martínez Torrecuadrada en la Noche Europea de los Investigadores 2017./ CNIO

Pero, aun destacando la gran importancia de los educadores en el despertar de vocaciones, creo que también los propios científicos debemos involucrarnos en ello, y que podemos hacerlo mediante una labor divulgadora de nuestro trabajo. Y es que, nadie mejor que nosotros para difundir la trascendencia del impacto que el conocimiento científico y la investigación suponen para el desarrollo y bienestar de un país.

Por este motivo, personalmente me gusta apoyar iniciativas que vayan dirigidas a sensibilizar a la sociedad acerca de la importancia de la ciencia, la investigación y la innovación en nuestra sociedad, desde nuestra vida diaria a la evolución humana en general. De esa forma, entre todos, podemos fomentar las vocaciones científicas y el espíritu emprendedor de nuestros jóvenes, con la esperanza de que las nuevas generaciones conviertan a España, definitivamente, en un país puntero en ciencia y tecnología, y que la famosa frase de Unamuno de ‘Que inventen ellos’ pase a la historia.

Las actividades que se realizan en el CNIO, como “La Noche Europea de los Investigadores” (cuya edición de 2017 tuve el honor de coordinar) o “CNIO & The City”, son fantásticas oportunidades para que la sociedad entre en contacto con la investigación, y para que todo el mundo pueda “enamorarse” de la ciencia como a mí me sucedió hace más de treinta años gracias a una profesora.

Pero, además, las iniciativas del CNIO, al estar centradas en la investigación contra el cáncer, también ayudan a que la sociedad, la gente de a pie, pueda valorar de una forma cercana y sencilla el papel de nuestro trabajo de investigación respecto al desarrollo de nuevos sistemas de diagnóstico y nuevas terapias. Por ello, estos programas divulgativos son el mejor escaparate para que los jóvenes de las nuevas generaciones puedan descubrir su vocación y hallar el camino propio que les lleve a iniciar su carrera científica.

Jorge Martínez Torrecuadrada es Investigador Senior de la Unidad de Cristalografía e Ingeniería de Proteínas en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y premio 2017 a la contribución más destacada en divulgación a la sociedad, por coordinar la Noche Europea de los Investigadores 2017 en el CNIO y participar activamente en otras actividades de science outreach y divulgación.

Categorías

¿Quieres colaborar en este Blog?

¿Quieres estar al día de nuestras novedades?





2018-01-17T12:58:47+00:00 17/01/2018|

Deje su comentario

quince − nueve =