CNIOFeelings

Historias que inspiran

Grupo de veinte alumnas, grupo de cuatro, otras veinte… y así fue como llegamos a los más de 90 estudiantes, en su mayoría niñas, que visitaron el viernes pasado el CNIO para asistir al encuentro “Mamá, de mayor quiero ser científica y artista”. En él participaron cuatro mujeres brillantes en su profesión: las científicas Maria Blasco y Margarita salas, la artista visual Eva Lootz y la profesora Mª Teresa García. Un evento organizado desde CNIO & The City con motivo del 11 de febrero, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, para juntar en unos pocos metros cuadrados la filosofía de este proyecto educativo: vocación, cultura científica e igualdad de género.

2018-02-14T12:25:00+00:0014/02/2018|

Ayudando a despertar vocaciones

Jorge Martínez Torrecuadrada

Ya lo decía Albert Einstein: “El arte supremo del maestro consiste en despertar el goce de la expresión creativa y del conocimiento”. Y es que, efectivamente, los maestros son imprescindibles en el conjunto de la sociedad para trasmitir valores y conocimientos a las nuevas generaciones y despertarles vocaciones que, de otro modo, quedarían encerradas sin salir a la superficie.

2018-07-09T12:03:29+00:0017/01/2018|

¡Prueba la ciencia del CNIO!

Las células, el ADN, la replicación, la meiosis, la mitosis o la metástasis son temas a abordar en los centros de enseñanza. Son también los primeros asuntos de la Biología a los que se enfrentan los más jóvenes, por lo que pueden llegar a determinar el camino profesional que perseguirán. “Todo te lo cuentan muy bonito” comenta Nerea, de 2º de Bachillerato y una de las participantes de CNIO & The City, “pero al final no lo sabes hasta que te presentas y lo experimentas”.

2018-02-12T14:20:18+00:0011/01/2018|

Buceando en la ciencia del CNIO

Lunes, 20 de noviembre. Diez de la mañana. Ocho estudiantes de diferentes centros de enseñanza de la Comunidad de Madrid avanzaban con paso inseguro hasta la entrada del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, dispuestos a sumergirse en sus grupos de investigación. Tímidos, confesaban estar algo nerviosos: nunca antes habían pisado un laboratorio. La cafetería del CNIO, en ese momento, se les presentaba como su mejor refugio.

2017-11-30T12:36:31+00:0030/11/2017|