Hoy y Siempre

Hoy es uno de esos días en los que se resalta un tema crucial para el avance diario de las sociedades: la mujer. Trabajadoras del mundo textil estadounidenses protestaron, en fechas cercanas al 8 de marzo de 1857 y 1908 por una igualdad de derechos y condiciones laborables. Dos eventos cargados de represión y tragedia que desembocaron en la concienciación para celebrar este día. Sin embargo, no fue hasta 1975 cuando se institucionalizó el Día de la Mujer por la ONU.
Fue también un 8 de marzo de 1910 cuando en España se aprobó una real orden que permitía el acceso de la mujer a la universidad en igualdad de condiciones. Un momento clave en el que si una mujer, por ejemplo, quería perseguir una carrera científica, podía hacerlo. Más de un siglo después, todavía tienen que seguir reivindicando sus derechos y necesitando del feminismo para cambiar las cosas.

“El techo de cristal es claro. Solo un hay un 18% de mujeres a la cabeza de centros de investigación en nuestro país”

“Las mujeres aún tienen menos oportunidades y esto es algo de lo que tenemos que ser conscientes. Debe ser un motivo de reivindicación y lucha para cambiar las cosas”, sentencia Maria A. Blasco, directora del CNIO. Además, una vez se está dentro de esta “oportunidad”, escalar en puestos sigue siendo complicado para las mujeres: “El techo de cristal es claro. Solo un hay un 18% de mujeres a la cabeza de centros de investigación en nuestro país”, afirma.

En el CNIO, casi el 70% de la plantilla son mujeres y su compromiso con este asunto es claro. La apertura de la Oficina de la Mujer, su participación en programas como Ellas investigan de la Fundación Mujeres por África y STEM Talent Girl o su reciente proyecto educativo CNIO & the City, son tres ejemplos de ello.

 

Una Oficina para garantizar la igualdad

En 2012 se puso en marcha la Oficina de la Mujer en Ciencia (Oficina WISE) para luchar contra estas desigualdades. «Concienciar, sugerir medidas para promover el balance vida personal/profesional y educar en valores de igualdad son las líneas básicas sobre las que trabajamos en la WISE.», explica Isabel López de Silanes, Coordinadora de la Oficina WISE. Conciencian con los seminarios impartidos por mujeres referentes de todos los ámbitos de la sociedad, exposiciones como la dedicada a la científica Marie Sklodowska-Curie o representaciones teatrales como “Una habitación propia”, basada en el ensayo de Virginia Woolf; sugieren y preparan normas, junto con otros estamentos del CNIO, para la conciliación (jornada continua y flexible, año adicional para la evaluación de la productividad científica en bajas de maternidad o paternidad extendidas-uno de los primeros centros que la implementa, financiación de guarderías y campamentos urbanos, etc.); y educan invitando a estudiantes realizando charlas educativas y haciéndoles partícipes de las actividades WISE.

La Oficina WISE invitó el pasado 5 de marzo a la música, cantante, autora y escritora Luz Casal, donde compartió con todo el CNIO y 25 preuniversitarias sus experiencias.

Lola Martínez también fue coordinadora de esta oficina y en 2017 fue elegida como representante española en el Programa “Hidden no more: empoderando a las mujeres en STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics)” del Departamento de Estado de EEUU. Su misión: visibilizar a mujeres líderes en carreras científicas y tecnológicas y ponerlas en contacto. “El simple hecho de compartir nuestras experiencias vitales ha sido abrumador y ha afianzado mi idea de que aún nos queda un largo camino por recorrer para alcanzar la igualdad de género”, asegura Martínez. Un mensaje que también ha querido resaltar la ONU: la unión de las mujeres de todos los continentes, a menudo separadas por fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, les hace contemplar una tradición de lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo. De ahí que desde esta oficina, en su compromiso por hacer tangible esta realidad, se fomente la colaboración del CNIO con Fundaciones como Mujeres por África, cuyo programa Ellas investigan ha permitido que científicas africanas como Chiaka Anumudu realicen estancias en el centro.

Educar en valores y fomentar vocaciones STEM son los principales motivos que guían a las científicas del CNIO a la hora de divulgar su trabajo.

Educar en estos valores y fomentar vocaciones STEM fueron resaltados en septiembre de 2017 por la UNESCO y es uno de los principales motivos que guían a las científicas del CNIO a la hora de divulgar su trabajo. Por eso, su participación en iniciativas que reúnen estas causas, como las charlas en colegios, el 11 de febrero (Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia), el proyecto STEM Talent Girl o proyectos como CNIO & The City, es clara.

 

Un Proyecto educativo sostenido por los valores de igualdad

CNIO & The City, desde sus inicios, se sostiene sobre la igualdad de género y oportunidades.  Sus actividades parten de la base de ‘favorecer’, de algún modo, la participación de las mujeres, pero ellas, sin ningún tipo de mediación de por medio, acudieron en masa, y llegaron a ser en la primera edición el 90% del público participante. “Fue sorprendente que empezáramos este proyecto intentando incentivar el interés de las niñas por la ciencia y al final fueron ellas las que nos dejaron claro que interesadas estaban ya de antes, pero que solo les faltaba poder acceder a ello”, comenta Carolina Pola, Directora de Relaciones Internacionales e Innovación y responsable del proyecto CNIO & The City.

Curiosamente, el porcentaje de mujeres participantes en el proyecto coincide con las cifras del centro: un 67%. Todas ellas han querido sumarse a lo largo de esta primera edición del proyecto al reto de fomentar vocaciones científicas, establecer nuevos referentes femeninos, aclarar los pasos y las dudas que puedan surgir a la hora de desarrollar una carrera científica y reivindicar una situación más justa para las mujeres con el reto #YoRompoTechoCristal.

Ellas siempre han estado (y siguen estando) aquí, en el mundo. Son su mitad y, a día de hoy, tienen cosas que contar y derechos que reivindicar.

Estas iniciativas e historias han formado parte del CNIO a lo largo de estos últimos años, pero ellas siempre han estado (y siguen estando) aquí, en el mundo. Son su mitad y, a día de hoy, tienen cosas que contar y derechos que reivindicar. Hoy y siempre, por la igualdad de género, ¡feliz 8 de marzo!

Categorías

¿Quieres colaborar en este Blog?

¿Quieres estar al día de nuestras novedades?

Entradas

2019-03-08T11:43:25+00:0008/03/2019|

Deje su comentario

7 + 16 =